Solemnidad de la Ascensión



La veneración de la consagrada imagen de Jesús Nazareno de la Aldea de San Cristóbal el Bajo, Hoy JESUS NAZARENO DE LA HUMILDAD, datan del año de 1578 según los historiadores de esa época, la misma se le atribuya al fraile y artista de la colonia Juan de Aguirre, quien procedente del Perú, vino a Guatemala. Si bien es cierto todos los antecedentes indica que desde tiempos coloniales el Nazareno en mención fue procesionado por personas oriundas de La Antigua Guatemala en día Jueves Santo, hasta hoy día su procesión se ha caracterizado por contar con devotos provenientes del interior del País como personas propias de la Ciudad Colonial.


“Tres Jueves hay en el año que relucen más que el Sol” Frase muy conocida en la Iglesia Católica refiriéndose a los días Jueves Santo, Jueves de Corpus Christi y el Jueves de la Ascensión, días grandes de la Iglesia. Alguno de los anteriores por reformas litúrgicas (jueves de Corpus Christi y el jueves de la Ascensión) son celebrados en la actualidad en día Domingo cercano a la fecha establecida en la Antigüedad. Hablando del JUEVES DE LA ASCENSION podemos decir que en la época colonial en la ciudad de Antigua Guatemala existía una gran algarabía por la celebración de esta festividad que tenía lugar en la ermita de la Santa Cruz del Milagro, cabe mencionar que aunque la festividad evoca a la figura de Jesús en su triunfante resurrección en dicha ermita llego a establecerse procesiones votivas alrededor de una Imagen Nazarena en conmemoración de dicha festividad. A consecuencia de la destrucción por desastres naturales de la Muy Noble y Leal Ciudad de Santiago de los Caballeros de Goathemala se presentó el traslado de la Ciudad que junto a los traslacioncitas llevaron consigo la Imaginería más Arraigada en la Ciudad. No olvidado que existieron los llamados Terronistas que fueron las personas encargadas de mantener su cultura y tradiciones en la destruida ciudad. Desde entonces las celebraciones ya establecidas fueron descentralizadas alrededor de las subsistentes devociones en la ciudad, en este caso la celebración de la Ascensión en la Ciudad de la Antigua Guatemala perdió a lo largo de mucho tiempo su esplendor.


La Emita ubicada en la Aldea de san Cristóbal el Bajo por distancia y por escases poblacional, hasta hace algunas décadas acostumbraba las celebraciones de Misas únicamente en días festivos, esto hacia que las personas encargadas de la Veneración de Jesús Nazareno de la Humildad hicieran permanecer la Imagen de Jesús Nazareno en sus Andas en las que se había procesionado el día Jueves Santo con la Intención que las personas que acudieran a la Misa de la Solemnidad el día Domingo de Ascensión pudieran apreciar nuevamente a Jesús Nazareno sobre sus andas. Con el paso del tiempo y por el constante aumento de Devotos cargadores la dimensión del mueble procesional de Jesús Nazareno de la Humildad fue cambiando, esto dificulto para los miembros de la Hermandad aún más el manejo y traslado del mismo a sus bodegas por lo anterior persiste la tradición de mantener a Jesús Nazareno sobre sus andas durante el tiempo pascual , ahora con el fin de aprovechar a los devotos llegados el domingo de la Ascensión a la Iglesia de San Cristóbal el Bajo para Trasladar el mueble procesional a su bodega. Después del terremoto del año 1,976 surge la iniciativa del Señor Pedro Velázquez que presidia la Hermandad en ese tiempo, procesionar a Jesús Nazareno de la Humildad el Día Domingo de la Ascensión con el fin de aumentar la piedad popular alrededor de tan emblemático Nazareno. Cabe mencionar que la procesión en mención salía del Templo a recorrer calles aledañas al mismo y a su regreso el anda procesional era descendida en la entonces polvorienta plazuela de la Aldea de San Cristóbal el Bajo, para descender en acto piadoso la Imagen de Jesús Nazareno y así trasladarlo a su Camarín después de haber permanecido durante la pascua sobre sus andas. Esta práctica de piedad se extendió hasta el año 1,997 en el cual el cambio de directivos, influyo mucho para mantener encendida esta práctica devocional de Antaño adherida al culto devocional de Jesús de la Humildad.


En el Año 2,009 por petición de los fieles vuelve a resurgir la Procesión de la Ascensión con la Imagen de Jesús Nazareno de la Humildad, que dicho sea de paso para ese entonces ya contaba con la condición de Consagrado. De esto se puede mencionar que la Imagen se procesióno por calles de su Aldea en las que no podía transitar el día Jueves Santo por la dimensión de su mueble procesional, y que por la acertada decisión de procesionarlo en el anda de la Santísima Virgen de Dolores podía adentrarse a las calles de su aldea. El crecimiento de fieles que acudían a esta procesión fue en aumento hasta el año 2,011 en el que por disposición eclesial general y cumplimiento de la misma se suspende. Con el afán de no perder esta Celebración de Antaño, Adoptada en la Antigua Guatemala por el Devocional de los fieles de Jesús Nazareno de La Humildad, hoy día el Domingo de la Ascensión en la Aldea de San Cristóbal el Bajo es Celebrado con mucha algarabía, música propia guatemalteca y dentro del templo permanece en Solemne Velación la Consagrada Imagen de Jesús Nazareno de la Humildad Icono del día Jueves Santo y Domingo de la Ascensión en la Ciudad Colonial.


Domingo de la Ascensión 2 de junio
9:00 Hrs: Santa Misa e inicio de la solemne velación de Jesús Nazareno de la Humildad
11:00 Hrs: Concierto de marimba en el atrio del templo.
16:00 Hrs: Concierto de música Sacra en el interior del templo.